- BLOG -

Artículo

¿El objetivo de los incentivos es motivar al personal?

4 julio, 2022

Definir un buen plan de incentivos hará que tus trabajadores estén más motivados y mejoren su productividad. Es una herramienta indispensable para cualquier responsable de Recursos Humanos.

En la actualidad existen muchas maneras de incentivar a los trabajadores, pero cada entidad tiene que ajustar estos premios a las características de su plantilla.

 La empresa usa su paquete total de compensaciones para atraer, retener y motivar a los empleados, mejorar la productividad, limitar costos y alinear las actividades cotidianas con la estrategia de negocios.

El objetivo que las empresas pretenden obtener con la aplicación de los planes de incentivos es mejorar el nivel de desempeño de los empleados, para que éste se lleve a cabo es necesario que los planes reúnan las siguientes características:

  • El incentivo debe beneficiar tanto al trabajador como a la empresa.
  • Los planes deben ser explícitos y de fácil entendimiento para los trabajadores.
  • Los planes deben tener la capacidad para llevar el control de la producción dentro de la empresa.

Además de los objetivos anteriormente mencionados existen otros objetivos dentro los cuales están:

  • Motivar al empleado a ser lo más productivo posible.
  • Promover el aumento de la productividad del recurso humano a través de más y mejor educación, disponibilidad de equipo, etc.
  • Retener el personal valioso.
  • Desalentar a los trabajadores indeseables de que permanezcan en la empresa.
  • Atraer el mejor recurso humano disponible en el mercado.
  • Ahorrar cuanto sea posible, especialmente en lo referente a cargas sociales y gestión de algunos beneficios particulares, tales como seguros, pensiones, etc.

Sea cual sea la estructura elegida para el desarrollo del plan de Incentivos, lo más importante es que se desarrolle en un entorno de transparencia, en el que la comunicación sea la base, de forma que cada uno de los empleados sepa lo que tiene que hacer para conseguir el incentivo propuesto.

Como el importe de los incentivos suele estar asociado en primera instancia al beneficio neto de la empresa y puede variar de un ejercicio a otro, es conveniente entregar al empleado un informe de rendimiento de forma que sepa cuáles son sus puntos fuertes y aquellos otros en los que puede mejorar.